Libros pirateados forman parte de la biblioteca más grande del mundo

Libros pirateados forman parte de la biblioteca más grande del mundo

Dos personas de nacionalidad rusa han sido arrestadas por el FBI al estar vinculadas con bibliotecas virtuales y libros pirateados. Se los acusa de infracción penal de derechos de autor, fraude electrónico y lavado de dinero. La operación se hacía por intermedio de sitios web asociados con Z-Library. Este es el mayor depósito del mundo de libros y artículos pirateados. El Departamento de Justicia reveló que, mientras se incautaron estos sitios, los ciudadanos rusos fueron arrestados en Argentina a pedido de los Estados Unidos.

Napolsky y Valeriia Ermakova son las personas de nacionalidad rusa que están siendo acusadas por el tribunal federal de Brooklyn. Las tres infracciones anteriormente mencionadas de las que se los acusa se vinculan directamente con el accionar de Z-Library. Breon Peace, fiscal federal del Distrito este de Nueva York, planteó en un comunicado que “como se alega, los acusados se beneficiaron ilegalmente del trabajo que robaron”. Peace también dejó en claro, sobre el accionar delictivo, que “a menudo cargando trabajos a las pocas horas de su publicación, y en el proceso victimizaron a autores, editores y libreros”.

Libros pirateados en una industria en auge

Desde el año 2009, según se informó en la acusación, Z-Library, se encuentra activa y se promueve como “la biblioteca más grande del mundo”. La misma afirma tener más de 11 millones de libros electrónicos para descargar abiertamente. “Además de su página de inicio, Z-Library opera como una red compleja de aproximadamente 249 dominios web interrelacionados”, expresa el Departamento de Justicia norteamericana en un comunicado de prensa.

También se dejó plasmado que “como parte de esta acción, esos dominios fueron desconectados y confiscados por el gobierno de los Estados Unidos”. El portal Motherboard había realizado el primer anuncio, la semana pasada, que Z-Library había sido eliminada. Esto sucedió luego de que los autores y editores se quejaron de que los usuarios utilizaban TikTok para promocionar este sitio como un punto para piratear libros y artículos.

Las redes como centro de promoción pirata

El hashtag #zlibrary ha llegado a tener más de 19 millones de visitas en TikTok. El Sindicato de Autores presentó una queja ante la Oficina de Representante Comercial de Estados Unidos, durante los primeros días del mes de octubre. Allí se hacía referencia “a los innumerables videos publicados por estudiantes universitarios y de secundaria y otros en todo el mundo». En los mismo se promocionaba a este lugar al que se debe acudir para obtener libros electrónicos gratuitos.

El Departamento de Justicia, en un comunicado de prensa al respecto, dejó planteado que “extiende su agradecimiento particular al Sindicato de Autores de Nueva York y a la Asociación de Editores de Londres por su ayuda”. Dave Hansen es director ejecutivo de Authors Alliance, una organización sin fines de lucro que apoya a los autores que desean que sus obras obtengan una amplia disponibilidad pública.

Hansen le expresó a Motherboard que el FBI eliminó Z-Library como parte de un esfuerzo más amplio para limitar el acceso a contenido pirateado. Para el ejecutivo de Authors Alliance, el trabajo se realizó dado que normalmente hay un bloqueo al acceso del material mediante un muro de pago. Para Hansen, los estudiantes e investigadores que dependen de este tipo de bibliotecas son los más afectados por este tipo de incautaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies