El cable Lightning de Apple celebra 10 años

El iPhone 5 fue presentado por Apple en septiembre de 2012, el novedoso dispositivo contaba con el revolucionario sistema de carga Lightning. El smartphone de la gente de Cupertino era más rápido, grande y potente de lo conocido hasta la fecha. Phil Schiller, jefe de marketing de Apple, fue el encargado de presentar el nuevo teléfono. El mismo ya no contaba con el conector de 30 pines que había estado desde los primeros aparatos.

El cable Lightning de Apple celebra 10 añosEra el turno del cable Lightning, que era todo lo que sus predecesores no habían conseguido: robustez, reversibilidad y ser compacto. En aquel momento, Schiller habló que se estaba ante el “conector moderno para la próxima década”. Finalmente, llegó el momento de cumplir sus 10 años de existencia: sin embargo, cada vez está más cerca de su despedida. Aunque todavía los modelos de iPhone vienen con este conector, se ha mostrado confiable en su conexión en automóviles y otros accesorios.

El cable Lightning será el próximo gran cambio que se viene en los smartphones de Apple. Esta gran modificación que se avecina no tiene que ver con la obsolescencia del mismo, sino que hay otro factor. El nuevo puerto que se avecina para los equipos iPhone se lo ha ganado por ubicuidad. 

El buen Lightning se empieza a despedir

La revolución que generó hace 10 años el cable Lightning con lo que había en el mercado fue sensacional. El conector de 30 pines era demasiado grande y los puertos Micro USB eran muy difíciles de enchufar. La nueva alternativa de Apple seguía siendo pequeña, pero era imposible de estropear. De todas maneras, fue una fórmula que llevó mucho tiempo hasta que fue entendida y aceptada por el grueso de los usuarios. A esto, se debe sumar que los competidores de la gente de Cupertino estaban en una clara desventaja en cuanto a velocidad de carga, sincronización de datos y la comodidad general en el smartphone.

Técnicamente, aún hoy en día, este conector es totalmente compatible en diferentes áreas. En poco más de media hora se puede cargar cualquiera de los iPhones modernos con este cable, partiendo desde una batería totalmente agotada. También es ideal para auriculares y poder utilizar una señal de video de 1080p. A esto, se debe sumar, que ha sido capaz de alcanzar velocidades de transferencia como un USB 3.0, aun cuando la compatibilidad no es plena. 

Pensando en la universalidad

Pese a todas las fortalezas que puedan enumerarse del conector de Apple, no ha conseguido ser universal en su utilización. Actualmente, la gran mayoría de los dispositivos emplean un puerto reversible y versátil, tanto en la carga como en la conexión, estamos hablando del USB-C. Este puerto es el empleado en los smartphones con sistema operativo Android. Además, se ha extendido su uso en GoPros y hasta consolas de juego. Actualmente, Apple ha comenzado su utilización en sus iPads y MacBooks.

Fuera de los teléfonos iPhones, son muy pocos los dispositivos que continúan usando este tipo de conector para la carga u otra necesidad. La mayor molestia se encuentra en que para realizar una conexión con un equipo Windows será necesario contar con dos cargadores y hasta adaptadores. Pese a cumplir sus primeros 10 años de vida, el cable Lightning se encuentra despidiendo luego que la Unión Europea decretó como obligatorio el conector USB-C para todos los dispositivos que se vendan en suelo europeo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies