Los derechos de autor sobre la IA que aterra a creadores

Los derechos de autor sobre la IA que aterra a creadores

Los generadores de arte cuentan con muchos temores sobre los derechos de autor sobre sus obras a partir de la Inteligencia Artificial (IA). El auge que los modelos producidos por la IA, en este último año, han permitido crear música, arte y código para aprender del trabajo de otros. Claro que, a medida que estas herramientas se vuelven más prominentes, las preguntas legales surgen sin respuesta. Sin embargo, desde estas situaciones se van a dar forma a todo lo que será el futuro del campo legal en esta área.

La IA generativa ha tenido el mejor año desde su aparición. Empresas tecnológicas como Microsoft, GitHub o Adobe la están integrando con sus productos. Las nuevas compañías vienen recaudando millones en el intento de competir con ellas. Además, el software viene con una influencia cultural. Esto quiere decir, que los modelos de IA de texto a imagen están a la orden del día en materia de memes.

Claro que la industria basada en la inteligencia artificial generativa viene mirando otros problemas. Hay varias preguntas todavía soslayadas con referencia quienes llevan adelante la defensa o la crítica de esta nueva tecnología y sus derechos. La mayor preocupación se encuentra centrada en la legalidad de todo lo que se produce y los derechos de autor, para reclamar o sufrir reclamaciones a futuro.

Derechos de autor: ¿por qué son un problema?

El entrenamiento para el aprendizaje automático de los sistemas de IA es una pregunta que preocupa a propios y extraños. Hay todo un estudio para identificar y replicar patrones de conducta en los datos que se van generando. Estos programas generan, con estos códigos, textos, música y arte. Generalmente, los datos son creados por los humanos, se extraen de la web y se hallan protegidos por derechos de autor de una u otra forma.

Para quienes se dedican a investigar sobre la IA, particularmente en aquella lejana y brumosa década de 2010, esto no era un gran problema. En aquel momento, los modelos de última generación eran capaces de generar imágenes borrosas, de caras en blanco y negro, del tamaño de una uña. Esta situación no parecía una amenaza para los humanos.

Sin embargo, para este 2022, cualquier aficionado con un software como puede ser Stable Diffusion puede generar una imagen que copie el estilo de cualquier artista en cuestión de segundos. Muchas empresas venden impresiones generadas por IA y filtros de redes sociales que son imitaciones explícitas de diseñadores vivos. Allí es donde surgen las preguntas que se vinculan con la legalidad y la ética que se han vuelto apremiantes.

¿Qué dicen los expertos en derechos de autor?

El portal The Verge buscó abordar este tema teniendo la respuesta de varios expertos. Allí hubo palabras de abogados, analistas y empleados de empresas de IA. Muchos apuntaron a la posibilidad de que estos sistemas infrinjan los derechos de autor y que se deban enfrentar a serios desafíos legales.

Para otros, todo lo que sucede en el campo de la inteligencia artificial es legalmente aceptable y cualquier intento de demanda terminará siendo un fracaso. De todas maneras aún quedan muchas incógnitas sin develar en un tema, como los derechos de autor, que son de extrema sensibilidad en estos tiempos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies