El Congreso de EE. UU. y el mundo cripto

El Congreso de EE. UU. y la cuestión cripto

Todo lo que rodea al mundo de las criptomonedas está comenzando a ser cuestionado por el Congreso de los Estados Unidos. Los legisladores de Washington analizan un abordaje al volátil mundo cripto. Sin embargo, reconocen que no tienen lo necesario para entrar a tener mayor control sobre este ambiente. Actualmente, las criptomonedas son la reina intocable para los antiguos salones de mármol del Capitolio norteamericano.

Un puñado de legisladores se encuentran ondeando, o por lo menos levantan con fuerza, la bandera contra el intercambio cripto. Particularmente, luego de que implosionó FTX a principios de noviembre. Cientos de millones de dólares en felicidad se borraron en un segundo. Jubilaciones programadas y hasta atención médica básica desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Mientras tanto, el Congreso norteamericano se había mostrado tranquilo mientras todo pasaba.

Bernie Sanders, senador norteamericano de Vermont, apuntó que “realmente no es un tema sobre el que sepa mucho”. El republicano de Missouri, Josh Hawley, dejó en claro que “realmente no entiendo la tecnología”. Algo similar sucede con los líderes demócratas de la Cámara norteamericana. La tecnología y, particularmente, el mundo cripto no es algo que haya sido de su interés antes del colapso FTX.

El Congreso sin posición e información

Hakemm Jeffries, que está siendo señalado como futuro líder de los demócratas, reconoció que “este es un tema que será abordado por el Comité de Servicios Financieros”. Por estos días la mayor preocupación de los congresistas está puesta en cómo definir el dinero para luego abordar esta problemática.

El colapso criptográfico actual, según diferentes líderes de los partidos políticos, todavía da tiempo para el análisis. Jeffrey agregó que “hay una gran cantidad de problemas que, creo estamos planeando resolver”. El político terminó expresando que “puedo imaginar que la situación relacionada con la industria de las criptomonedas será uno de ellos en el futuro”.

Un mundo desconocido

Cynthia Lummis, senadora estadounidense, entiende que el auge de las criptomonedas y los peligros que conllevan, tomaron al Congreso por sorpresa. Lummis reconoció que muchos congresistas “han asumido que la industria de activos digitales podría estar en un segundo plano porque es inmadura”. A esto se suma, según fue abordado por la legisladora, que el propio Elon Musk busca hacer de Twitter una plataforma de pago. “Es hora de regular”, dejó en claro Lummis.

Esta senadora representa al estado de Wyoming, el cual aspira a ser “criptocapital” de los Estados Unidos. Las regulaciones no son bien vistas por varios actores de este sector tecnológico y económico que ha venido creciendo. Muchos “anti-regulación” han mostrado su disconformidad con la intención de regular el accionar del mercado criptográfico.

Durante la última década, el Congreso no consiguió aprobar una ley integral que proteja los activos digitales de los estadounidenses. Muchos activos corresponden a sectores privados, los cuales han solicitado cambiar las normas digitales de Estados Unidos. El Senado norteamericano se enteró hace poco tiempo que las apps más populares sobreviven con el dinero publicitario. El Congreso estadounidense se ha mostrado “poco” tecnológico y alejado de las novedades que el mundo vive a diario con las transformaciones del sector.